Moda y Notre Dame

Una reconstrucción de lujo

Hola! Buen miércoles para tod@s! Que bueno es volvernos a encontrar. Estoy muy contenta y agradecida de todos sus comentarios y la energía positiva que nos transmiten en las redes sociales. 

Los miércoles como ya saben es el día de la Editorial Moda y Derecho, un espacio para reflexionar cosas que pasan en el mundo del fashion. Esta editorial es bastante especial ya que me voy a abordar un tema bastante triste para la cultura toda como fue el incendio de Notre Dame en París, Francia. 

Recordarán que el pasado 15 de abril durante más de seis horas ardió en llamas la emblemática catedral de Notre Dame, una noticia que nos impactó y a mi en lo personal aún me impacta. Implicó una pérdida para la cultura e historia arquitecónica no solo de París sino del mundo todo. 

Muchas fueron las teorías y especulaciones que se dieron en torno a este incendio hasta llegar a confirmarse que fue un desperfecto técnico el que originó este lamentable incendio. 

El Presidente frances Emmanuel Macron se comprometió para trabajar incansablemente en la recuperación de la catedral, noticia que empezó a dar esperanza al mundo entero que seguía consternado por esta pérdida. 

Horas más tarde la industria de la moda se hizo presente y comenzaron a llegar millonarias donaciones para la restauración de Notre Dame.

El presidente del conglomerado LVMH dueño de la icónica marca Louis Vuitton, Bernard Arnault realizó una donación de 200 millones de dólares con el objetivo de poder salvar la "extraordinaria catedral, símbolo de Francia, de su patrimonio y unidad". 

Por su parte el conglomerado Kering bajo la figura de su presidente Francois- Henri Pinault también aportó una sustanciosa donación que sumada a la de LVMH llegaron a los 300 millones de dólares. 

Los usuarios en las redes sociales generaron suspicacias y sentimientos encontrados ante estas donaciones. Pero lo que sí considero más importante destacar que la moda dio un signo de compromiso con la cultura, solidaridad y una actitud nada frívola por más de que siempre se la califica de esa manera. 

Cuando veamos Notre Dame reconstruída deberemos de pensar el aporte que la Industria de la Moda hizo y su actitud comprometida con esta causa. 

En lo personal creo que es una excelente demostración que la Moda no solo está para lo lindo, sino que con ella podemos contar en situaciones de este tipo. 

Espero que les guste la editorial y nos ayuden a seguir difundiendo el Derecho de la Moda en Uruguay. 

Nos vemos en el próximo post!