Ley de Talles

¿Un proyecto que incomoda?

Nuestra editorial de hoy busca reflexionar y contarles a todos una iniciativa que el 8 de marzo de 2016  presentó la Diputada María Biestro, el proyecto de Ley de Talles. 

Muchos de ustedes estarán leyendo asombrados, pero desde la legislatura 2005-2010 el actual Intendente del Departamento de Florida Carlos Enciso presentó este proyecto que obtuvo media sanción. Lamentablemente este proyectó no pudo transformarse en ley, pero en esta legislatura la Diputada Biestro ha vuelto a insistir en su aprobación.

El 8 de marzo de este año, en el marco del día de la mujer,  la Diputada lanzó  una convocatoria pública a firmar una petición por Internet para que este proyecto pueda ser aprobado antes de que termine esta legislatura. 

Varias cosas quiero compartir respecto a la importancia que tiene la aprobación de una Ley de Talles y en cuanto a este proyecto de ley en particular. 

La primera pregunta que nos debemos de hacer como sociedad es: ¿es necesario una Ley de Talles? Es una respuesta compleja que debe de ser analizada desde el punto de vista de los involucrados. Para los consumidores la existencia de esta normativa implicaría en primer lugar tener certeza en cuanto a que las medidas de los talles que lucen en las etiquetas son estandarizados- a todos nos ha pasado que el talle M no es igual en todas partes- además de asegurarse que existan talles más allá del L o el XL. En cuanto a los empresarios del rubro textil les permitiría competir en el mercado con mayor igualdad y seguridad, ya que todos deberían asegurar contar con los talles correspondientes. 

En segundo lugar, esta ley nos permitiría trabajar en la identificación cultural de nuestra ciudadanía en cuanto a las medidas antropo-métricas de los uruguayos. La altura, el ancho de cadera, la talla promedio de calzado, no es meramente una cuestión estética. Es el resultado de la mistura étnica que nos definen y nos permiten como población identificarnos. La existencia de una ley de talles implica para su aplicación que se realice este estudio antropo-métirco que nos permitiría en una instancia posterior analizar antropológicamente la influencia europea, indígena y afro en nuestra población. 

Además, entiendo que lograríamos inclusión social. Aquí es importante destacar que la ley de talles no es una cuestión de "obesos" o de no ocuparse de la salud de la población. Implica entender que no todos somos iguales, que consumimos ropa pensada para mujeres asiáticas o europeas que no se corresponden con la realidad antropo-métrica de nuestro país.

En cuanto al proyecto de la Diputada Biestro, se propone la obligación a la industria de la vestimenta y a los establecimientos que comercialicen, distribuyan y/o importen que tengan todos los talles que respondan a las características antropo-métricas de la población. Este proyecto obliga tanto a fabricantes como importadores. Agregándose también a quienes vendan indumentaria en ferias permanentes o temporarias. 

Consagra además controles y recepción de denuncias ante el Área de Defensa del Consumidor por incumplimientos a la ley proyectada. Actualmente esta dependencia del Estado controla todo lo referido a relaciones de consumo en general, publicidad engañosa y precios. Por lo cual se comparte la competencia de control que le brindaría esta ley. 

El proyecto de ley exceptúa de la obligación que impone a las casas de venta de ropa usada o en los casos de venta de saldo o liquidación de temporada. 

Es un proyecto de ley que puede incomodar a algunos sectores de la Industria de la Vestimenta ya que les implica modificar su dinámica de negocio, pero también se tuvo resistencia ante la aprobación de la Ley de Relaciones de Consumo Nro. 17.250 y ya tiene casi 19 años de aprobación. También tuvo detractores el etiquetado de alimentos y ya hoy es una realidad.

Varias marcas desde hace meses ya han colocado en sus estanterías una sección "plus size" como forma de integrar y brindar una mayor variedad de talles a sus consumidores. Pero entiendo que esto no es suficiente, todos debemos de tener la libertad de consumir los productos que queramos en las marcas que más nos gusten y no en las que tengan nuestro talle. 

Todo proyecto o toda idea siempre puede ser perfeccionable pero desde Moda & Derecho te invito a que firmes la petición para que este proyecto se transforme en ley, se pueda seguir avanzando en derechos para todo@s 

Aquí les dejo el link para que puedan sumarse a la firma de la petición: https://www.change.org/p/camara-de-diputados-ley-de-talles-en-uruguay-leydetallesya 

Sigamos incluyendo y generando conciencia. 

Ana Paula Rodao.

Moda & Derecho

#LeyDeTallesYa #ModayDerecho #FashionLaw