¿Contra qué protesto?

8M: girl power

Estamos a dos días del Día de la Mujer o también conocido como Paro de Mujeres. Es interesante leer la prensa nacional y extranjera en cuanto a este emblemático día. Todos coinciden que las mujeres deben de parar, hacerse escuchar, decir en voz alta "queremos igualdad con los hombres", "queremos ganar los mismo que los hombres" y un sin fin de protestas más.

Hoy me siento a escribir esta editorial y me pregunto ¿contra qué protesto?, Realmente a mis 32 años siendo una mujer joven, con casi dos carreras universitarias y de un país de tercer mundo me pregunto ¿cuál es mi protesta?, ¿existe el feminismo?

Entiendo que para protestar hay que estar disconformes, a lo cual les pregunto ¿qué las tiene disconformes? Cuando pienso esta pregunta son muchas -lamentablemente- las razones que se viene a mi mente por protestar.

Protesto contra la dificultad de conseguir trabajo, cosa que realmente entiendo que no solamente afecta a las mujeres. Pero que la sentimos con mayor sensibilidad ya que debemos de luchas para que valga más nuestro currículo que nuestro "outfit." Muchos años de nuestra vida pasan para obtener un título, para obtener una oportunidad y aún así cuando llega se nos mira con desconfianza. 

Protesto por la falta de tolerancia y empatía. No todas vinos al mundo a casarnos y tener familia, algunas vinieron al mundo para abrir caminos más grandes, para construir puentes y generar una conciencia colectiva.

Protesto por la falta de seguridad que viven las mujeres, victimas de violencia doméstica como el caso que más nos duele. Víctimas de una sociedad que señala con el dedo olvidando que apuntan con uno  y se señalan así mismo con cuatro. 

Protesto contra una sociedad que cree que "vestirse lindo" es ser boba y que la moda es algo frívolo, cuando es el lenguaje no verbal más fuerte y antiguo de la historia humana.

En estos próximos días seguramente se compartan muchas reflexiones, muchas mujeres al rededor del mundo pongan en el perfil de las redes sociales una imagen de "girl power" muchas de ellas sin preguntarse ¿contra qué protesto?

Si llegaste a leer este post te pido que pares cinco minutos, respires profundo, conectes con tu femeneidad y te preguntes ¿contra qué paro? y una vez que te responda salí a luchar. 

Te voy a contar algo muy personal- de eso se tratan un poco las editoriales- cuando empecé con Moda & Derecho mi entorno que en ese momento era bastante clásico por así decirlo me decía: "no vas a poder", "vas a hacer todo esto por un par de zapatos", "sabemos que te gusta la moda pero esto ya es mucho".  Me dijeron que no iba a poder y salí a hacer, creo en la fuerza de la acción como la mejor manera de protestar. 

Después de casi tres años - donde me ha pasado de todo- miro para atrás y veo todo lo que construí en el acierto o en el error, pero creí en mi y salí a hacerlo.

Tal vez te guste parar, tal vez te guste marchar, pero después del 8 de marzo toma acción y salí a hacer. Por vos, por todas las mujeres que les dijeron que no podían. 

Algunos se preguntarán qué tiene que ver el Derecho de la Moda y el Día de la Mujer. Tiene que ver todo! La mujer es la fuente de inspiración de la moda, grandes logros y grandes fracasos ha logrado las mujeres mediante la moda.

La imagen de la mujer en la moda ha tenido y tiene una vital importancia en la construcción moderna, por ejemplo, una mujer la consideramos empoderada porque la vemos en su traje chaqueta. Es justamente la imagen la que me ha movido que en el marco del Mes de la Mujer lance una campaña "Tengo Derecho a mi Imagen". Las próximas semanas te estaré contando de qué se trata pero buscare que juntos construyamos conciencia de la importancia de cuidar la imagen y el derecho que tengo a ello.

Para terminar esta editorial no me puedo ir sin dejarles una frase de mi gurú de la moda:


"Una mujer debe ser dos cosas: quien ella quiera y lo que ella quiera".

Coco Chanel


Ana Paula Rodao.